Atón

Iten, llamado Aton por los griegos, es el Dios que representa al Disco Solar en el firmamento.

Fue el primer Dios adorado en patios al aire libre, lo que le convirtió en el primer dios accesible para el pueblo.

Se le conoce como el Dios creador del Hombre y los animales y el Espíritu que alimenta al Mundo.

Iconografía

En las primeras representaciones del Dios, aparece con forma de hombre con cabeza de halcón. Sin embargo, posteriormente, se lo representa sólo como un disco solar del cual se desprenden rayos sobre unas manos extendidas y criaturas vivas.

Cuando una de las manos está sobre el rey o la reina, lleva el anj (suerte de cruz ansada, con un óvalo en su parte superior).

Genealogía

Es un dios autocreado, por lo que no se le reconocen padre ni madre.

Tampoco se le conocen dioses descendientes, aunque sí se lo considera el creador del hombre y los animales. El único hijo que se menciona en las escrituras, fue el propio Akenatón (teológicamente, era el único hijo y profeta de Atón).

Mitos y Leyendas

Fue el primer Dios de cultura monoteísta. En épocas de Ajenatón (Akenatón), se lo consideraba el único dios, aunque esto duró poco tiempo, ya que el sucesor de Akenatón, Tut-anj-Amón restauró el politeísmo.

Lugares de Culto

En tiempos de Akenatón, el santuario principal de Atón se encontraba en Ajetatón (que significa "El Horizonte de Atón y es, actualmente, conocida como Tell el Amarna).

Akenatón construyó cinco templos dedicados a su dios. En el norte de Egipto, el culto a Atón se difundió en Heliópolis (La Ciudad del Sol, actualmente conocida como Tell Hisn, capital del nomo XIII del Bajo Egipto), Menfis (capital del nomo I del Bajo Egipto, actualmente conocida como Mit Rahina), también aparecen lugares de culto en Sudán, más allá de la tercera catarata.

A pesar de haber sido impuesto como dios único, los egipcios seguían rindiendo culto a sus antiguos dioses.

Con la muerte de Akenatón y la toma de poder de Tut-anj-Amón y los sucesivos faraones, muchas de las referencias a Atón fueron destruídas. Una de las pocas que se conservan, fue el Himno a Atón, escrita por Akenatón y considerada una de las maravillas literarias de la cultura faraónica.

 
 
Última modificación de este artículo: 01 de Octubre de 2007
© Diseñada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliografía Contacto