Prometeo

Orígenes y atributos

Prometeo

Era hijo de Jápeto y de Clímene. Su hermanos eran Atlas, Epimeteo y Menecio, pero Prometeo era superior a todos ellos, en inteligencia y astucia.

En la mitología griega, Prometeo es un titán, que robó el fuego a los dioses, y se lo entregó a los hombres para que pudieran usarlo. Este hecho, fue considerado una traición por Zeus y los demás Dioses del Olimpo, y Prometeo sufrió uno de los peores castigos imaginables.

Mitología

Existen muchas versiones del mito de Prometeo, aunque las consecuencias y su destino, son muy similares.

La versión más extendida, nos cuenta que cuando todos los seres inferiores fueron creados, Zeus pidió a Prometeo y a su hermano Epimeteo, que distribuyeran las facultades y dones de todas las criaturas. Epimeteo decidió realizar él mismo la distribución de facultades, y le pidió a su hermano, que la supervisara una vez hubiera terminado, y Prometeo aceptó.

Así pues, Epimeteo fue dando facultades a todas las criaturas, intentando evitar que alguna pudiera ser exterminada. De este modo, a algunos les confirió fuerza y fiereza, mientras que a los más débiles, les proporcionaba alas o velocidad, de modo que pudieran evadirse al ser atacados. También puso gran cuidado en que todas las especies pudieran sobrevivir a las estaciones de Zeus, dándoles pieles gruesas a unos, cascos en los pies a otros, siempre de un modo lo más equitativo y justo posible.

Sin embargo, tanto esmero puso Epimeteo en las demás especies, que pronto agotó todas las facultades, y el hombre quedó desnudo y desprotegido. Cuando Prometeo supervisó la distribución, cayó en la cuenta, que los dioses no aceptarían una criatura tan desprovista como el hombre, y que además sería fácilmente exterminada por las demás especies. Por tanto, se dirigió a la forja de Hefesto, y le robó el fuego, así como sus artes y las de Atenea, y se las entregó al hombre como regalo, convirtiéndolo así en la más inteligente y preparada de las criaturas.

Al ver esto Zeus, encolerizado, castigó a Prometeo, y ordenó que fuera encadenado en lo más alto del Caúcaso. Allí, todos los días un gran aguila descendería para atacarle y comerse su hígado. Mas como era un inmortal, su hígado se regeneraría de nuevo al día siguiente, para que nuevamente el águila lo devorase.

Larga fue la agonía de Prometeo, desde entonces considerado amigo del hombre, hasta que un día Heracles, en uno de sus viajes, se compadeció, y decidió liberarle.

Por suerte para Prometeo, Zeus tomó en buena consideración este acto, ya que Heracles era su hijo, y este acto de compasión le engrandecía. Así fue como Prometeo logró evitar su castigo, aunque fue obligado a llevar como recuerdo, un anillo con un fragmento de la piedra a la que estuvo encadenado.

Otras versiones

En otra versión, Prometeo es liberado por Hefesto, al revelar un secreto sobre Zeus y su posible destino. Este secreto era, que si Zeus tenía un hijo con Tetis, daría a luz un hijo mucho más poderoso que él. De este modo, Zeus se contuvo de seducir a Tetis, y la entregó a Peleo, naciendo de ellos Aquiles, el gran héroe de la guerra de Troya.

Según otras versiones, el propio Prometeo es el creador de los hombres, habiéndolos modelado con barro. En otra, es el salvador, al advertirle a su hijo Deucalión, del diluvio que Zeus mandaría, ordenándole construir un arca con el que sobrevivir y continuar así la especie humana.

A prometeo se le deben la medicina, la medición del tiempo, la navegación y el fuego, el más preciado don que entregó a los hombres.

Curiosidades

Prometeo es un héroe mitológico, amigo de la humanidad en el mundo antíguo, pero no obstante su figura sigue siendo respetada en las historias de ficción actuales. Un ejemplo sería el de la serie de televisión Stargate SG-1, en la que la primera nave espacial construída por la humanidad, es bautizada como Prometeo, símbolo de las esperanzas y sueños de todos los hombres.

 
 
Última modificación de este artículo: 02 de Febrero de 2009
© Diseñada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliografía Contacto