Helios

Helios era el dios del sol en la etapa preolímpica y por lo tanto, pertenecía a la raza de los titanes. Este puesto fue a veces otorgado a Apolo, dios de la luminosidad solar, pero la tradición más habitual defiende que Helios fue siempre el auténticos dios del sol, lo que se encuentra motivado en que a pesar de la victoria de Zeus sobre los titanes, y Helios era uno de ellos, éste siguió ocupando un puesto importante durante la etapa de los dioses olímpicos. Helios era hijo de los titanes Hiperión y Tía, aunque otra versión afirma que su madre fue Basilea. Helios era hermano de Selene y de Eos, también divinidades atmosféricas ambas.

Despu√©s de que Zeus ganase la batalla contra los titanes, procedi√≥ a repartir el mundo entre las divinidades existentes desechando ning√ļn puesto para Helios. √Čste, sin embargo, se quej√≥ en√©rgicamente, y Zeus estuvo dispuesto a repetir la distribuci√≥n aunque finalmente no lo hizo porque Helios decidi√≥ ocupar, por su propia voluntad, una isla que estaba emergiendo en el mar: Rodas. All√≠ se asent√≥ y se uni√≥ sentimentalmente a la ninfa Rode, teniendo junto a ella a siete sabios hijos, los Hel√≠adas. Posteriormente, tambi√©n logr√≥ bajo su tutela Sicilia y la Acr√≥polis de Corinto, aumentando su reconocimiento en el mundo hel√©nico. Helios tuvo una gran cantidad de amantes, como sol√≠a ser habitual entre los dioses, y un enorme n√ļmero de hijos, entre los que se puede destacar a Calipso, Circe o Pasifae.

En una ocasi√≥n, Helios se enamor√≥ de una ninfa llamado Clitia pero pronto la rechaz√≥ ante los encantos de otra ninfa de nombre Leuc√≥toe. Clitia se mostr√≥ enormemente celosa e hizo saber al padre de Leuc√≥toe los amores de √©sta con Helios. Al saberlo, el r√≠gido padre la encerr√≥ en una horrible cueva hasta su muerte y Helios, que no pod√≠a hacer nada al respecto, odi√≥ profundamente a Clitia durante toda la eternidad. Antes de ocupar ning√ļn puesto entre el mundo de las divinidades ol√≠mpicas, fue asesinado por los titanes, que lo ahogaron en el r√≠o Erid√°n. Su madre estuvo busc√°ndolo largo tiempo pero el resultado fue infructuoso, y, enormemente cansada, se tumb√≥ en la espesura y se qued√≥ dormida. En sue√Īos apareci√≥ su hijo quien le dijo que no deb√≠a preocuparse pues hab√≠a sido admitido en el cielo para seguir conduciendo el sol. En efecto, Helios montaba un hermoso carro tirado por cuatro briosos caballos que √©l s√≥lo pod√≠a dominar llamados Flegonte (que significa "ardiente"), Aet√≥n ("resplandeciente"), Pirois ("√≠gneo") y √Čoo ("amanecer") y con el que llevaba el sol de un lugar a otro. Este puesto se confunde una vez m√°s con el detentado por Apolo y vari√≥ seg√ļn las diferentes √©pocas. Es representado de forma juvenil y atl√©tica.

 
 
Última modificación de este artículo: 21 de Abril de 2009
© Dise√Īada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliograf√≠a Contacto