Calígula

El 31 de agosto del a√Īo 12 d.C nacer√≠a quien fuera uno de los m√°s atroces mandatarios de Roma. Gaius Iulius Caesar Augustus Germanicus ser√≠a conocido como Cal√≠gula.

Nace en Antium (actual Porto D¬īAnzio), fue el tercer hijo de Agripina la Mayor y Germ√°nico. Su padre fue un general muy querido por los romanos y fue adoptado por Tiberio.

Infancia

Desde temprana edad sol√≠a acompa√Īar a su padre en las expediciones militares a Germania. En dichas expediciones, sol√≠a calzar unas caligas (t√©rmino legionario para las botas), por lo que los soldados le dieron el sobrenombre de Cal√≠gula.

A los 5 a√Īos se muda con su familia a Oriente, tras el triunfo de su padre en Roma. Dos a√Īos m√°s tarde su padre fallece, por lo que vuelve con su familia a Italia.

Adolescencia y Juventud

Ya desde joven era propenso al vicio y a visitar prostíbulos y tabernas. Su pasatiempo favorito era asistir a ejecuciones de condenados.

Desde peque√Īo fue mimado, lun√°tico y caprichoso con problemas de conducta. Desarroll√≥ una percepci√≥n distorsionada de la realidad a causa de crecer en un ambiente familiar cargado de pleitos, chismes, rencillas familiares y promiscuidad.

Las conspiraciones y ambiciones de poder de su madre y su abuela Antonia hacen que Tiberio las destierre a Pandataria acusadas de conspiración. Cuando Agripina, madre de Calígula, muere de inanición, Tiberio nombra a Calígula uno de sus herederos al trono.

Sin embargo, antes de heredar el trono, debi√≥ presentar se√Īales alarmantes debido a su conducta, ya que el propio Tiberio dijo una vez: Educo a una serpiente para el Imperio. El comentario de Tiberio tuvo acierto, ya que al morir el emperador, y con el cuerpo a√ļn caliente, Cal√≠gula arranca el anillo del dedo del emperador y se hace proclamar el nuevo C√©sar ante los presentes. Sin embargo, durante el juramento, Tiberio pide un vaso de agua, ante el terror y desconcierto de los presentes. Macro, ante la violenta situaci√≥n, se abalanza sobre el cuerpo del moribundo y lo asfixia con una almohada.

Reinado de un s√°dico

Calígula era un hombre sin atractivo físico, pero poseía un aspecto aterrador que acentuaba con sus continuos ensayos de muecas que utilizaba para asustar a quienes lo rodeaban.

Este sadismo se manifestaba a través de castigos y martirios físicos realizados por el propio emperador.

Para festejar su ascenso al trono, a los 23 a√Īos, hizo sacrificar 160.000 animales. Esto inici√≥ un ascenso hacia el poder m√°ximo. Inaugura su reinado ejerciendo una pol√≠tica de tolerancia, suspende los procesos de lesa majestad de Tiberio y vuelve a los comicios para elegir los magistrado suplantando, de esta manera, al Senado.

A principios de su reinado, el pueblo lo adoraba, ya que pregonaba su amor por los desfavorecidos y su odio hacia los ricos. Sin embargo, todo comienza a cambiar cuando gasta los tesoros que hab√≠a heredado de tiberio (unos 2.700 tercios) en menos de un a√Īo de reinado. Es por esto que aumenta los impuestos, entre lo que podemos destacar: canon por los alimentos, por los juicios, impuestos a los mozos de cuerda, cortesanos y todos aquellos que deseaban casarse.

Su trastorno mental lo llevaría a oficiar de mendigo, asegurando estar en la más absoluta ruina y pidiendo limosna en las calles romanas. Obligaba a la población más favorecida a testar a su favor, impartiendo el terror entre aquellos ricos que no osaban morir pronto. Confisca las propiedades de sus hermanas Julia y Agripina, acusándolas de conspirar contra él.

Sus ataques de epilepsia hacen que su estado mental empeore. Junto a su necesidad de pisar físicamente monedas de oro con sus pies descalzos, se suman los delirios de persecución, quimeras relacionadas con el dinero y un odio enfermizo por los autores contemporáneos tales como Homero, Virgilio, Tito Livio, entre otros, de quienes ordenó destruir todas las obras (aunque no lo consiguió).

Es conocida, también, la pasión incestuosa que sentía por su hermana Julia Drusila a quien había poseído sexualmente cuando ambos eran muy jóvenes. A pesar de que ella había sido casada con Lucio Casio Longino, Calígula comparte a su hermana y la convierte en su legítima esposa, justificando este proceder en las tradiciones egipcias, donde el matrimonio entre hermanos era considerado sagrado.

Durante una grave enfermedad, nombra a Julia Drusila como su heredera. Su amor hacia ella lo lleva a construir, en el Olimpo, una estatua de su propia persona como Dios principal y sienta a Drusila a su lado.

Cuando Drusila muere, Cal√≠gula impone un luto general en el imperio, castigando duramente a quien osara ba√Īarse, reirse o actuar de forma distendida. Durante un tiempo huye de Roma, llegando a Siracusa. Cuando vuelve obliga a todos a jurar por la divinidad de Julia Drusila. Sume a la Roma de la √©poca, en una teocracia en lo externo, incluyendo actos como el de acostarse con el resto de sus hermanas, las cuales eran, luego, entregadas a sus invitados y tratadas como prostitutas.

Entre las conductas indignas del Emperador Calígula, se encuentra la de poseer sexualmente a Livia Orestila, esposa de Pisón, la misma noche de su boda. Incluso durante los banquetes oficiales, gustaba examinar a las damas asistentes levantándoles los vestidos, escogiendo a alguna y abusar sexualmente de la elegida. Luego disfrutaba volviendo a la fiesta con evidencias del encuentro y deleitándose frente a los asistentes.

Tuvo varias esposas, entre las que podemos nombrar: Julia Drusila (su hermana y esposa), Junia Claudila 8quien fallec√≠a durante su primera parto), las esposa de Pis√≥n (a quien tom√≥ como propia), Lolia Paulin y Cesonia. Esta √ļltima fue quien m√°s le dur√≥.

Cesonia pose√≠a una personalidad libertina, lo cual exitaba sobremanera a Cal√≠gula y lo convert√≠an en un mendigo de sus caricias. La conoce el d√≠a en que ella (como persona al servicio del emperador) par√≠a en palacio a una ni√Īa. Se encapricha inmediatamente con ambas. Nombra a la ni√Īa Drusila, en honor a su difunta esposa y hermana, y se proclama padre de la criatura y esposo de la madre de la misma. Ilusionada con su nuevo rol de padre, conduce a su esposa e hija a todos los templos de Roma, presentando a la ni√Īa a la diosa Minerva para que la dotara de saber y discreci√≥n.

Durante otro de sus arrebatos, Calígula nombra cónsula Incitatus (su caballo favorito), al que pone un pesebre de marfil y dota de servidumbre. otra de sus aficiones era la de llevar sus cuentas. Estas cuentas consisitían en redactar la lista de prisioneros que debían ser ejecutados cada diez días. Las ejecuciones eran tan numerosas, que muchas veces no había razón para el castigo. Tal fue el caso del poeta Aletto, que fue quemado vivo porque Calígula creyó ver faltas retóricas en unos versos compuestos a la gloria del Emperador.

Otra contabilidad que llevaba personalmente, era la de su propio prostíbulo, el cual hizo construir dentro del palacio. A estas distracciones, se les sumaba el terror que causaba disfrazándose y maquillándose de manera siniestra.

Durante otro de sus arrebatos, hace traer al J√ļpiter Ol√≠mpico de Grecia, le arranca la cabeza y la sustituye por la propia. Luego erige un templo en honor a este nuevo dios (o sea, √©l mismo) y hace construir una nueva escultura. Esta vez, la escultura es de oro y cada d√≠a era vestida como el propio Cal√≠gula lo que evidenciaba la naturaleza celestial del Emperador. En su propio Olimpo, y rayando en la locura, invitaba a la Luna (Selene) en su plenilunio a que se acostara con √©l.

A falta de inundaciones, terremotos o guerras, Calígula estaba convencido que debía suplir estos cataclismos si quería que su reinado se recordara más allá del tiempo. Es por esto que comete atrocidades inexplicables. En una de sus incursiones a Germania, y ante la ausencia de escaramuzas, hace que parte de sus legiones crucen al otro lado del Rhin. Una vez hubo dividido su ejército, se lanzó sobre los que habían cruzado el río, venciéndolos sin piedad. Escribe a Roma anunciando su triunfo y quejándose que mientras él exponía su existencia luchando con el enemigo, el pueblo y el senado se divertían holgazaneando.

Fin de la Tiranía

Tras gastar el tesoro imperial heredado por Tiberio y apropiarse del dinero de los ricos a quienes manda asesinar para quedarse con sus posesiones, Calígula es asesinado en su palacio por Casio Quereas (jefe de los pretorianos) mientras volvía a un espectáculo de circo luego de un descanso.

Quereas se vengaba, as√≠, del trato vejatorio que siempre le infliji√≥ Cal√≠gula. Le asest√≥ un hachazo en el cuello que no lo mat√≥ de inmediato. Ante los gritos del emperador, asistieron hasta 30 personas desenvainando sus espadas. Al ver al emperador abatido, se ensa√Īaron en el trabajo de acabar definitivamente con la vida de √©ste. Luego fueron a por Cesonia, a quien tambi√©n asesinaron, al igual que a su hija, quien fue estrellada contra un muro.

De este modo terminaba el imperio violento y sangriento de un loco que hab√≠a torturado a su pueblo durante 3 a√Īos y 10 meses.

La crueldad no tuvo límites. Incluso después de su muerte, se encontró una lista de los destinados a las próximas ejecuciones, junto a gran cantidad de venenos destinados a las ejecuciones.

Cal√≠gula muere a la edad de 29 a√Īos, y fue borrado por el Senado de la lista de los emperadores de Roma por su malicia y despiadada actitud para con los dem√°s.

 
 
Última modificación de este artículo: 21 de Octubre de 2007
© Dise√Īada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliograf√≠a Contacto