S贸crates

En el a帽o 470 a.C. nace el fil贸sofo griego S贸crates. Hijo de Faenarete, una comadrona, y de Sofronisco, un escultor. Nace en el seno de una familia de clase media, emparentada con Ar铆stides el Justo, un pol铆tico y militar ateniense.

Infancia y juventud

Poco se sabe sobre la infancia de S贸crates. Se conoce que recibi贸 educaci贸n elemental, recibi贸 educaci贸n sobre lectura de los poetas tradicionales, c谩lculo elemental, m煤sica y gimnasia.

Desde muy peque帽o se sinti贸 atra铆do por la ciencia. Intent贸 seguir el camino de su padre, pero la afluencia de sofistas en Atenas atrajo poderosamente su atenci贸n. Estos personajes impresionaban al p煤blico con actitudes teatrales y vestuarios llamativos. A trav茅s de la ret贸rica pod铆an defender o refutar cualquier verdad, por buena o mala que fuese. Se jactaban de poseer verdades y conocimientos universales, pero por medio de discusiones capciosas acababan por negar dichas verdades. S贸crates se acercaba a los sofistas tratando de aprender su ciencia. Sin embargo, al descubrir que estos s贸lo negaban la ciencia, aprendi贸 dial茅ctica para retar a los sofistas con sus propias armas.

El objeto de la reflexi贸n filos贸fica estaba, en ese entonces, centrada en el ser humano y la sociedad. S贸crates se inici贸 en la filosof铆a estudiando a sofistas de la 茅poca, pero pronto se inclin贸 hacia temas m谩s propios de la sof铆stica.

Familia

Nace en Atenas en el a帽o 470 a.C. Hijo de Sofronisco y Faenarete, y est谩 emparentado con Ar铆stides el Justo. Poco se sabe de su vida, no se le conocieron hermanos, pero s铆 hijos.

Si bien hay discrepancias en cuanto al n煤mero de esposas, se sabe que se cas贸 con Xantipa a una edad algo avanzada. Se sabe que tuvo 2 hijas y 1 hijo, aunque hay discrepancias en cuanto a las madres de sus hijos. Xantipa fue su 煤ltima esposa y madre de Lamprocles. No se conoce con exactitud los nombres de sus otros dos hijos, pero se cree que fueron Sofronisco y Men茅xono.

No se sabe con certeza la clase de padre que fue S贸crates. Si bien no se le acusa de mal padre, tampoco fue un padre devoto ni dedic贸 a sus hijos la misma atenci贸n que a sus disc铆pulos.

Vida y Obra

A pesar de haber tenido numerosos seguidores, no escribi贸 sus pensamientos ni cre贸 una escuela filos贸fica. Las escuelas socr谩ticas surgen por iniciativa de sus disc铆pulos y seguidores.

Todo cuanto se sabe de 茅l proviene de 3 contempor谩neos suyos: Jenofonte, Arist贸fanes y Plat贸n. Jenofonte nos muestra un S贸crates moralista y pr谩ctico, interesado en la formaci贸n de hombres de bien. Arist贸fanes nos brinda un retrato de S贸crates en su obra "Las nubes", donde lo muestra como un sofista burlesco y jocoso.

En sus "Di谩logos", Plat贸n nos muestra una imagen casi idealizada de S贸crates.

El rechazo del sofismo lleva a S贸crates a la b煤squeda de la verdad universal, la cual pretend铆a alcanzar a trav茅s de la inducci贸n. La b煤squeda de la verdad universal se le aparece como un problema moral y la superaci贸n del relativismo.

La ausencia de escritos propios de S贸crates se debe a que ense帽aba pase谩ndose por plazas p煤blicas, hablando con la gente a quienes somet铆a a interrogantes utilizando el juego de la iron铆a para poder llevarlos a las respuestas. Utiliz贸, mayormente, la may茅utica, logrando llevar a sus interlocutores a alcanzar por s铆 mismo la verdad. El m茅todo socr谩tico es, en esencia, un m茅todo para buscar la verdad por s铆 mismo. Predicaba que la verdad se encontraba en el alma del ser humano, y utilizaba el di谩logo para que el propio sujeto descubriera la verdad oculta dentro del alma.

S贸crates desarrolla un m茅todo basado en el di谩logo, la "dial茅ctica", con la cual, a trav茅s del razonamiento inductivo se logra la definici贸n universal del objeto de investigaci贸n. La dial茅ctica consta de 2 partes: la iron铆a y la may茅utica. La primera parte busca reconocer nuestra propia ignorancia. La segunda consiste en la b煤squeda de la verdad.

S贸crates no pretend铆a divulgar ninguna doctrina, sino lograr el conocimiento de la verdad y la naturaleza de la virtud para alcanzar la fuerza del car谩cter, el dominio de s铆 y la justicia para con los dem谩s. Una de sus m谩ximas fue: "S贸lo s茅 que no s茅 nada". De esta manera pretend铆a que el ser humano partiera de la ignorancia para ir en b煤squeda de la verdad. Su segunda m谩xima fue "Con贸cete a ti mismo". Dicha m谩xima fue inscrita en el front贸n del templo de Delfos, y resume la finalidad del estudio filos贸fico: conocer la naturaleza de la virtud y el vicio para lograr hombres virtuosos.

La preocupaci贸n de este fil贸sofo radicaba en la formaci贸n moral del ciudadano. Postulaba que no hay malos por naturaleza, sino que hab铆a ciudadanos que obraban mal por tener un concepto err贸neo del bien.

Con su actitud S贸crates conquist贸 odios y enemistades entre sus cong茅neres, lo que le vali贸 la condenaci贸n. Fue acusado de hereje y corruptor de la juventud. Fue enjuiciado y obligado al destierro o a la muerte.

脷ltimas horas de S贸crates

Luego de ser sentenciado a morir por medio de la ingesti贸n de cicuta, S贸crates es encerrado en prisi贸n a la espera de la ejecuci贸n. En sus 煤ltimos momentos Xantipa lo acompa帽a y rompe en gritos y llantos al ver llegar a los amigos y disc铆pulos de su marido.

Al ver llegar a sus amigos, S贸crates se acerca a ellos para dar un 煤ltimo adoctrinaje. El despego del vivir pod铆a convertirse en una epidemia, y no quer铆a que eso se confundiera con el suicidio.

El fil贸sofo se opone a la religi贸n de la 茅poca que consideraba al cuerpo como la tumba del alma y que para lograr la libertad hab铆a que huir de ella. Entre sus 煤ltimas palabras, afirma que Los dioses son nuestros amos, somos tan suyos como si fu茅ramos su reba帽o y ellos nuestros pastores. No podemos, por tanto, disponer de nosotros mismos ni hacernos da帽o.

El hecho de encontrarse sereno ante la proximidad ante la muerte, y la afirmaci贸n de que la muerte es deseable, provoca confusi贸n entre sus disc铆pulos. Lo que buscaba S贸crates, como lo hizo a lo largo de su vida, era encontrar un equilibrio tan incomprensible para sus disc铆pulos.

Cuando se le pregunta por su entierro, S贸crates responde: "Como quer谩is, que no me escapar茅 de vuestras manos".

Finalmente muere en el a帽o 399 a.C., no sin antes dejar pensamientos profundos y un cambio en el pensamiento de la 茅poca. Pensamiento que fue retomado por muchos de sus contempor谩neos y disc铆pulos, entre ellos, el m谩s importante, Plat贸n.

 
 
脷ltima modificaci贸n de este art铆culo: 01 de Octubre de 2007
© Dise帽ada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliograf铆a Contacto