Amenofis II

Nacido bajo el nombre de Aajeperura Amenhotep, hijo del faraón Thutmosis III y de la reina Hatshepsut meritra, sería conocido mundialmente como Amenofis II.

Desde muy pequeño mostró habilidades como jinete, por lo cual su padre le puso a cargo de los establos reales siendo tan sólo un niño. Esta habilidad y su complexión atlética, le convirtieron en un gran arquero montado.

El Faraón

Dos años antes de morir, Tutmosis III designó como corregente a su hijo Amenofis III, legándole un Egipto esplendoroso y creciente. Al asumir el poder debió enfrentarse con la sublevación de los sirios, quienes vieron en la muerte de Thutmosis III la oportunidad de reconquistar sus tierras.

Ante esta afrenta sofocó sin compasión la revuelta, ejecutando príncipes asiáticos y exponiendo sus cadáveres en público. La primera revuelta tuvo lugar, aproximadamente, durante el 3º año de su reinado, pero no sería la única. Hacia el año VII se formó otra revolución en territorio sirio. Los ejércitos de Amenofis II asedió la ciudad de Shemesh-Edom arrasándola por completo y capturando varios rehenes en el momento. Luego de un recorrido por el territorio, pacificando el país y dando por tierra núcleos de sublevados, vuelve a egipto con más de 500 nobles sirios y algunas de sus mujeres, 640 cananeos, más de 500 príncipes y princesas.

Esta nueva victoria duraría poco, ya que dos años después estallaría una nueva revuelta que fue sofocada con éxito por el faraón. Esta 3ª revuelta dejó como saldo seis príncipes sirios colgados en Tebas y, el séptimo, fue llevado a Napata, donde fue ejecutado a vista del público para reafirmar el poder de Su Majestad.

Vida y Muerte

Si bien Amenofis II tuvo varias esposas, ninguna llegó a ostentar el título de Esposa Real o Favorita del Faraón. A pesar de haber tenido varios hijos (Ahmose, Iaret, Uebensenu, Jaemuaset, entre otros), sería su hijo Tutmosis IV, nacido de una esposa secundaria de nombre Tiaa.

Poco se sabe sobre los últimos años del faraón o las causas de su muerte. Lo que sí se sabe es que cogió la momia de su padre (Thutmosis III) y la trasladó a su propio templo funerario para salvaguardarla de saqueos. Su cuerpo (al igual que el de muchos otros reyes importantes) fue encontrado en el Valle de los Reyes en buen estado de conservación. Incluso se halló en ella una corona de flores con la que fue enterrado y portaba un arco (objeto favorito del rey).

Se sabe que dedicó recursos a construcciones descomunales, pero fue opacado durante los años subsiguientes por varios otros faraones. Entre sus obras podemos encontrar:

La Estela de Menfis, que el propio rey colocó en el Gran Templo de Ptah para recordar su gestión como conquistador

Esfinge de Menfis, una esfinge de alabastro que se yergue solitaria en la zona. Mide unos 8 metros de largo por 4 de ancho y con un peso de 80 toneladas.

Capilla de alabastro en el Gran Templo de Amón-Ra en karnak, la cual, aparentemente, fue erigida con ocasión del Segundo Jubileo Real delante del Pilono VIII

Templo dedicado a Hathor en Dendera

Monumentos a Mut en el Templo de Karnak

 
 
Última modificación de este artículo: 18 de Octubre de 2007
© Diseñada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliografía Contacto