Orión

Orígenes

Era un hermoso gigante de colosal tamaño cuyos padres fueron Poseidón y Euríale, una de las Górgonas. Orión destacó entre todos los héroes existentes por su tamaño y su fuerza. Era tan grande que cuando se adentraba en los mares más profundos el agua no le llegaba más que hasta los hombros.

Orií y la ceguera

Orión se enamoró de Mérope, hija de Enopión, rey de Quíos e intentó casarse con ella pero su padre denegaba tal permiso constantemente por lo que un día Orión intentó tomarla por la fuerza. Como castigo, Enopión, consiguió, con ayuda de Dionisio, adormecerlo y cegarlo. Orión acudió a un oráculo para curar su ceguera y éste le dijo que lo lograría si viajando hacia el este permitía que los rayos del sol le dieran directamente en los ojos.

Versiones de su vida y muerte

Recobrada la vista se trasladó a Creta. Allí, ya que era un magnífico cazador y de hecho perseguía a las bestias en el Hades y en los cielos, acompañado de su perro Sirio, comenzó a trabajar en el séquito de Artemisa, diosa de la caza. A partir de este punto, existen múltiples y muy diferentes versiones sobre el final de la vida de Orión. Según una de ellas, Orión se convirtió en favorito de Artemisa y le dio múltiples atenciones. Orión, henchido de orgullo y protegido por la diosa, se atrevió a afirmar que ninguna de las grandes bestias y monstruos existentes en el mundo le daba miedo y que podía destruir a todas ellas. Gaya, la diosa de la tierra, se sintió herida ante tales afirmaciones y le envió un simple escorpión que le provocó la muerte. Una vertiente de este mito asegura que el escorpión fue enviado por Artemisa, quien sentía celos de las grandes capacidades de Orión.

Otra leyenda afirma que Apolo, hermano gemelo de Artemisa, estaba indignado de que su hermana amase a tal gigante y la desafió a que acertase con un arco y una flecha una pequeña figura que sobresalía en un lugar muy alejado del que se encontraban, la isla de Ortigia, en mitad del mar. Artemisa acertó en el blanco como gran cazadora que era pero ese blanco era Orión, quien murió al instante.

Una cuarta narración indica que Artemisa asesinó a Orión con todas las intenciones porque éste estaba interesado en el amor de la diosa de la aurora Eos, personaje que también aparece en otra leyenda sobre el tema como criadora de Orión, muerto en castigo a su excepcional belleza por Artemisa.
Una última versión, indica que la propia Artemisa le asesinó envíandole un escorpión porque había intentado violarla, a ella, o, tal vez, a una muchacha de su séquito. Casi todas las leyendas concluyen finalmente que, ya Artemisa desconsolada por la pérdida o rindiendo honor al que en todo caso había sido un magnífico cazador, pidió a Zeus que fuera trasladado al cielo y convertido en constelación. Esta constelación se encuentra en el ecuador celeste, cerca de Tauro y es alargada con tres estrellas en línea cerca del centro, que representan su cinturón y otras tres más apagadas que representan su espada. Alpha Orionis, conocida como Betelgeuse, y Beta Orionis, llamada Rigel, son las dos estrellas más importantes de la constelación.

 
 
Última modificación de este artículo: 01 de Octubre de 2007
© Diseñada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliografía Contacto