Osiris

Orígenes y atributos

Su nombre, Osiris, es una helenización del nombre egipcio Usir (o Asar).

Su culto comenzó centrado en Abydos y Busiris, reemplazando el culto a Andyety, el antíguo dios local, aunque luego fue extendiéndose por toda la nación egipcia.

Osiris es el dios de la vegetación, de la agricultura, de la fertilidad y de la regeneración del Nilo. Pero sobre todas las cosas, Osiris es el dios de la resurrección, presidiendo el jurado que dictamina el destino de los difuntos.

Algunas versiones apuntan que Osiris era antepasado directo de la realeza faraónica egipcia, que fue un héroe cultural, y que después de muerto, resucitó gracias a Thot, convirtiéndose así en inmortal.

El mito de Osiris

Cuenta la leyenda, que el benévolo Osiris educó a la civilización, les enseñó la agricultura, el código de leyes, a abastecerse por si mismos y a adorar a los dioses. Cuando terminó su trabajo, se dirigió hacia otros países para expandir su enseñanza, pero a su regreso, su despiadado hermano Seth, junto a sus 72 compañeros, engañaron a Osiris para que se metiera en un arcón con su forma, atrapándolo así y tirándolo al Nilo para que muriera ahogado.

Tras mucho buscar, su esposa Isis consiguió encontrarlo y le devolvió a la vida, pero no tardó mucho Seth en volver a encontrarlo y asesinarlo. Esta vez, cortó su cuerpo en pedazos y lo esparció por toda la tierra de Egipto. Nuevamente Isis reunió los pedazos, y recompuso el cuerpo, pero esta vez no pudo devolverlo a la vida, y con el cuerpo inerte engendró la llama de Horus, su hijo.

Horus decidió vengar la muerte de su padre, y derrocó a Seth, desterrándolo al desierto, y recuperando así el trono de Egipto. Por su parte Osiris, no pudo regresar al mundo de los vivos y permaneció en el inframundo como Rey de los Muertos.

Amor y descendencia

Como ya se ha dicho, su esposa fue Isis, y su hijo Horus. El amor entre Isis y Osiris fue grande y fiel, lo que se confirma con la plena dedicación de Isis a recuperar el cuerpo inerte de su amado en dos ocasiones. Como descendiente, tuvo a Horus, que se convirtió en una de las deidades más importantes del Panteón Egipcio, y que luego fue asociado como reencarnación del propio Osiris, como faraón en vida, y su muerte se convertía en el propio Osiris.

Culto a Osiris

Sus orígenes, apuntados anteriormente, fueron esencialmente en Abydos y Busiris, pero también fue muy popular su culto en Bubastis y Mendes.

Además, según la tradición, fue erigido un templo en su honor, en cada uno de los catorce lugaros en los que su cuerpo fue esparcido por Seth

También lo veneraron en las islas de Biga y File, y en Canopus.

Iconografía

Osiris es representado tradicionalmente como un faraón momificado, con rostro de color verde azulado, corona Atef, cayado y cetro. En el Libro de los Muertos, el faraón difunto es identificado con el propio Osiris, mientras que en vida fue identificado con Horus. En algunas ocasiones, también se le representa con aspecto de pez.

 
 
Última modificación de este artículo: 27 de Octubre de 2007
© Diseñada por Santiago Cuenca - Civilopedia, Historia de las Civilizaciones Antiguas Política de privacidad Bibliografía Contacto